Biblioteca personal para una cuarentena

Pues aquí estamos, en una situación que nunca me podría haber imaginado que ocurriera…de verdad, porque lo que es en mi imaginación esto había pasado montones de veces: que si la Los ojos de la oscuridad, que si Apocalipsis, que si World War Z, que si Ensayo sobre la ceguera, etc. Tenemos ejemplos de pandemias de todo color y forma, algunas acaban mal, muy mal o incluso peor. También las hay que encuentran la solución, quizás en el momento más crítico, pero para eso estamos leyendo ficción. En la vida real, todo esta crisis del COVID-19, aka Coronavirus se solucionará más pronto que tarde y no hay mucho que podamos hacer salvo seguir las indicaciones de las autoridades. Si esto es que nos tenemos que quedar en casa para evitar más contagios, pues que así sea.

Es una buena oportunidad para hacer muchas cosas de esas que nunca tenemos tiempo para hacer: limpiar a fondo, recoger a fondo, dormir a fondo y los que tenemos niños, pues, entretener a fondo. Si podéis, leer es una opción fantástica, qué voy a decir yo si no. He mirado un momento a mi biblioteca personal a ver qué libros podían apetecerme en una situación así. Los he cogido un poco sin pensar demasiado, simplemente por capricho salvo algunos que me parecían más adecuados. La literatura de pandemias e infecciones está siempre ahí, podemos leer a Carlos Sisí o a Manel Loureiro y ese Veinte tan apocalítptico. Pero yo me he ido a otros géneros y autores, buscando variedad y evasión. Vamos para allá.

Se nos ha olvidado un poco ya, pero el Brexit copó las noticias de los telediarios aquí en España día sí, día también. Jonathan Coe vuelve a algunos de sus personajes de novelas anteriores para atacar esta nueva situación que sigue siendo de incertidumbre a pesar de la crisis sanitaria actual. El corazón de Inglaterra (Middle England, 2019) es una novela divertida, con su dosis de mala baba y crítica con ciertos sectores de la sociedad que se dejan llevar por un patriotismo de mercadillo.

undefined

Los Asquerosos (2018) de Santiago Lorenzo es una novela muy divertida, porque Santiago Lorenzo lo es, aunque no quiera siempre. El espejo en que nos refleja a esta sociedad en la que vivimos no siempre nos devuelve una imagen agradable, más bien es mordaz y crítica, incluso hiriente para algunas sensibilidades. Me pregunto qué escribiría Lorenzo en una cuarentena como la que estamos viviendo. Quizás salgan novelas gloriosas. O espeluznantes.

undefined

Un poco de feel-good nunca viene mal, tampoco de chick-lit, que te haga pensar en cosas quizás un poco más mundanas, pero también más reales. Valentina, o cómo ser feliz sin magdalenas (2019) de Pilar G. Cortés es un libro divertido y de los que pueden hacerte pasar un buen rato en estos días. Un poco de optimismo no viene nada mal. Hasta el miércoles 17, Pilar ha puesto su novela como descarga gratuita en Amazon. Es una buena oportunidad.Un poco de feel-good nunca viene mal, tampoco de chick-lit, que te haga pensar en cosas quizás un poco más mundanas, pero también más reales. Valentina, o cómo ser feliz sin magdalenas (2019) de Pilar G. Cortés es un libro divertido y de los que pueden hacerte pasar un buen rato en estos días. Un poco de optimismo no viene nada mal. Hasta el miércoles 17, Pilar ha puesto su novela como descarga gratuita en Amazon. Es una buena oportunidad.

undefined

¡Vivir! (1992) de Yu Hua, es una novela optimista cargada de desgracias. La historia de Fugui a lo largo de varias décadas que reflejan los cambios políticos en la China del siglo XX mientras él intenta encontrar su sitio a pesar de que el destino se empeña en hacerlo un desgraciado. Es un libro muy bien escrito, que engancha por su prosa colorista y sentido universal de lo que significa sobrevivir en situaciones adversas. Una pequeña joya.

undefined

No me puedo resistir a meter algo de distopía. De verdad que estos días parecen una de esas pesadillas de las que tanto he leído. Uno de los libros más curiosos sobre sociedades distópicas es este Amatka de la autora sueca Karin Tidbeck. Es una novela curiosa, juega con el lector con un lenguaje muy medido. En una sociedad que ha pasado por un situación muy trágica, Vanja es enviado a la austera y sobrevigilada de Amatka. Una amenaza se cierne sobre la colonia pero todo es demasiado difícil de explicar con un lenguaje reducido y donde el simbolismo está desapareciendo. Un ejercicio lingüístico muy interesante.

undefined

Murakami nos habla en El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas de dos formas de estar aislado del mundo y privado de lo que nos define como humanidad. El fin del Mundo es una ciudad amurallada donde el protagonista ve como su sombra desaparece, como sus recuerdos, dentro de un recinto del que es imposible escapar. El segundo relato transcurre en Tokyo, pero un especial, distinto, en un contexto cyberpunk. Un lectura algo exigente, pero apasionante.

undefined

Hace poco me he comprado esta edición de Tom Sawyer de Mark Twain para leerlo con mis hijos. No es un lenguaje muy actual y tiene algunas situaciones que tienen que ser explicadas, el contexto es muy importante. Pero me resulta una lectura imprescindible. Mark Twain es un maestro de la literatura que creo que no siempre tiene el reconocimiento que debe. Hay situaciones grotescas, violentas, inimaginables hoy en día, pero también está lleno de aventuras de un tiempo muy diferente al de ahora que nos hará alejarnos de nuestra realidad, una labor de la literatura imprescindible.

undefined

Otro libro de aventuras de literatura juvenil es Piratas del mar Helado de Frida Nilsson, otra autora sueca. Es un libro de aventuras con aroma de clásico en un entorno distinto y distante como es el Mar del Norte. Es una historia de piratas que esclavizan niños, nada sencillo, pero Nilsson tiene una mano especial para describir lugares y personajes. Es un canto a la naturaleza y a la amistad. Una novela más que recomendable para cualquier edad.

undefined

Mi libro favorito. La historia interminable de Michael Ende. No me apetece razonar porque este sigue siendo mi libro preferido después de tantos años, solo diré que para mí es algo especial. Creo que representa todo lo que puede dar la literatura a un niño (o a un adulto sin prejuicios). Siempre es un buen momento para releer un clásico como este antes de que la Nada se lo lleve todo.

1 comentario

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s