Reseña de Chesil Beach, de Ian McEwan

Chasil Beach (On Chasil Beach, 2008)
Panorama de narrativas
ANAGRAMA
192 páginas
Valoración 5/10

Me gusta mucho el estilo de Ian McEwan (1948) . Expiación (Atonement, 2001) es una de mis novelas favoritas de los últimos años. Es un autor multipremiado y una de las grandes voces de su generación. Esta misma novela consiguió varios premios de renombre, como el British Book Award o el Madeleine Zepter (Prix Littéraire Européen). También estuvo nominado al premio más importante en las islas británicas, el Man Booker Prize. Creo que el autor británico escribe sobre personajes ricos en matices, nos proporciona un buen contexto para entenderlos mejor. Es capaz de crear interés en situaciones que pudieran ser mundanas o bastante manidas. A veces tiene un punto provocador que puede descolocar al lector, lo que me parece algo aún más a favor.

En Chesil Beach (On Chasil Beach), McEwan nos habla de Florence y Edward, dos jóvenes recién casados de principios de los años 60 que van a para la noche de bodassu en Dorset un pueblo costero de Inglaterra. Ambos son vírgenes, Edward está sobreexcitado, Florence está asustada e insegura. La historia no se queda ahí, nos va presentando a cada personaje, cómo es su entorno familiar (muy diferente), cómo se conocieron y cuáles son los motivos que les llevan a afrontar esta noche de bodas de manera tan distinta. A través de varios saltos temporales también se nos dibuja un cuadro histórico con referencias que aparecen salteadas durante esos flashbacks. Los mismos Florence y Edward se conocieron en una manifestación antinuclear, Florence no entiende a su familia y sus ideas políticas tan conservadoras y anticomunistas, diferentes personajes reales históricos aparecen adornando las conversaciones y dando un color y una referencia a la situación de los recién casados.

Chesil Beach, Dorset

La presencia del sexo es muy importante, no solo en la relación de los recién casados, sino en la descripción de la época. Se nos presenta una Inglaterra reprimida con muchos prejuicios y a punto de entrar en una época muy distinta. Edward está obsesionado y ansioso por el sexo, además de por cumplir como esposo esa noche. Se masturba habitualmente y fantasea con su primer encuentro sexual. Florence viene de una familia despegada, que apenas la toca desde que era pequeña, el sexo casi le da miedo y no cree estar a la altura de lo que se espera de ella. Por último, la música juega una papel muy importante. Edward es profesor de Historia. Con el tiempo se volverá un especialista en jazz y rock and roll. Florence es una violinista apasionada de la música y que quiere vivir dedicada a ello. En la novela se comentan varias obras musicales que pueden acompañar come banda sonora. Además, en varios momentos se crean paralelismos entre la música y sus vidas.


Y sin embargo, a pesar de mi gran admiración por McEwan, esta novela me ha decepcionado bastante. Hay una tensión sexual, hay miedo, angustia por no saber expresar con palabras las ideas que nos atenazan. También hay un contexto familiar exigente, estricto y frío, que nos intenta dar la pista para entender la reacción de Florence. No funciona del todo para mí, no creo que todo lo que ocurre en esta novela esté bien traído y sea coherente. Lo que no digo es que no existan personas como los protagonistas, al contrario, creo que es un tema muy serio y que puede ser un problema muy grave . Las expectativas sexuales pueden ser una losa muy grande cuando no existe información y eso es lo que quiere transmitir McEwan, aunque no me llega del todo. No consigo empatizar con los protagonistas. El autor no tiene reparos en explicarnos una eyaculación, pero se queda corto con los sentimientos de Florence y sus motivos. Por otro lado, Edward se nos presenta como una persona irascible, capaz de perder el control, lo que viene explicado en una historia de su adolescencia, pero que me resulta insuficiente y que no me parece que tenga nada que ver con lo que estamos leyendo. Algo positivo de la novela, a mi modo de ver, es las diferentes lecturas que puede tener todo lo sucedido. La historia tiene poética, es lo que más me ha gustado, pero al final da la impresión de ser una historia sin peso, no está a la altura del marco dramático que ha creado el escritor.

Recurro a una cantante originaria de Dorset que creo que aporta con esta canción una atmósfera correcta para una historia turbia. PJ Harvey con Down by the water.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s