Micorrelato: La ventana del último piso

undefined

La ventana del último piso

Todo el mundo desea que las cosas salgan bien, al menos para uno mismo. Mañana iba a pasar por el quirófano por tercera vez en dos meses. No había querido decírselo a nadie esta vez, era algo que sobraba en ese momento. Y es que todas sus conversaciones sabían a despedida desde hacía un tiempo.

La enfermera se acaba de ir y lo había dejado solo en aquella habitación en la planta más alta del hospital. Las vistas eran lo mejor, sin duda. Desde allí se podía ver la casa de sus padres, su trabajo, incluso la calle donde se había mudado Pilar después de dejarlo.

Quiso colocar sus pocas pertenencias en el armario 2, el que le habían asignado a pesar de no haber ningún paciente ocupando el 1. La última vez había tenido un compañero muy gracioso que le hacía reír todo el tiempo. Esta vez tendría que conformarse con mirar por la ventana. Podía seguir viendo detalles de la ciudad que iban apareciendo de repente, como por arte de magia. Era un espectáculo sorprendente, tanto que apenas se daba cuenta de cómo desaparecía su imagen en el cristal hasta no ser más que un recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s