Microrrelato: Iracundo

free background photos from pngtree.com

IRACUNDO

El primer ataque fue devastador.

Nadie lo vio venir.

Árboles y farolas arremolinadas junto a la rotonda de la estación de tren, mientras vehículos de todo tipo eran arrastrados hasta unos camiones de gran tonelaje. Pronto el asombro pasó a la estupefacción cuando el edificio más grande de la calle quedó arrancado de cuajo encima del parque infantil.

Solo cuando el asfalto empezó a desencajarse y a enrollarse como una manguera, solo entonces, tomamos consciencia de que Daniel se había enfadado de verdad y se llevaba todo el juego a su casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s