Resumen de lecturas de mayo

Menudo mes este de mayo. En mis maravillosos planes lectores tenía unas ideas demasiado optimistas. No contaba con que la vida se pone por delante y te provoca un parón lector (y vital) en el momento más inoportuno. Así que este mes no he leído demasiado. 16 libros. Parece mucho pero en realidad pero han sido bastante breves y, lo peor, en general muy normales. Ha habido sorpresas, ojo, y alguna decepción. He participado en varias lecturas conjuntas en el Club Atreyu y en el reto #mayoscifi de las chicas de Litterariam Podcast, además de alguna lectura por mi cuenta. Como he dicho antes, no he disfrutado mucho de la lectura este mes, pero aún así, siempre queda algo que destacar:

Libros de Stephen King:

Sigo con el intento de leer todos los libros de Stephen King en orden cronológico en el Club Atreyu, pero saltándome algunas en otras lecturas exteriores. Este mes me he terminado tres libros:

  • Gwendy’s button box, de Stephen King & Richard Chizmar (Cementery dance, 2017). Relectura de esta novela juvenil a cuatro manos, que ahora se ha convertido en una trilogía. Me ha parecido una historia a medias, con muchos puntos fuertes pero muy inconexa.
  • La zona oscura (The dead zone, 1979). Novela leída en el Club Atreyu. Conocía la historia muy bien por la película de Cronenberg y la verdad es que la cinta es bastante fiel al libro. Aún con todo, me ha sorprendido para bien. Es un estilo muy diferente a los otros libros que hemos leído de King en su narrativa y en los temas tratados. El de los outsiders en la política y el peligro del populismo parece estar escrito hoy mismo.
  • Elevation (Scribner, 2018). El libro más reciente que he leído del maestro de Maine. Una historia que podríamos calificar como realismo mágico al estilo King, totalmente alejada del terror y que se centra en las luchas sociales. En este caso la defensa de una pareja de lesbianas por parte de un hombre con una curiosa enfermedad. Es un homenaje en toda regla a Richard Matheson, empezando por el nombre del protagonista: Scott Carey.

Libros del club Atreyu:

A pesar de estar con este parón lector, me las he arreglado para cumplir con las lecturas conjuntas que tenía en el club. Aquí ha habido una sorpresa especialmente agradable.

  • Indómita Aurora, de Estela Melero Bermejo (2020). Libro autopublicado que funciona como la segunda parte de Tierra sobre la memoria. Continua la historia con otros personajes para dar un punto de vista distinto de algunas de las situaciones acontecidas. A través de cartas y un diario, llegamos a conocer un poco mejor lo que pasó en la primera novela.
  • Coraline, de Neil Gaiman (Harper, 2015/2002). Maravilloso libro juvenil con una historia a lo Alicia pero con un giro oscuro y que sirve como metáfora del abandono de los niños en las familias modernas.
  • The secret agent, de Joseph Conrad (Oxford World’s classics, 1907). Novela de espías y terroristas anarquistas en el Londres de preguerra. Una trama interesante pero con el estilo tan enrevesado de Conrad se me ha hecho cuesta arriba. La parte final está muy bien, mucho mejor que la de la adaptación de Hitchcok.
  • El mar de mi venganza, de Mayka L. Carrión (2020). Thriller entretenido, con una forense que se ve inmersa en un complicado caso en mitad del mar, en mitad de un crucero con su hermana. Me parece original como usa las localizaciones del viaje y la parte final.
  • The Guernsey Literary and potato peel pie society (Bloomsbury, 2010). Uno de los mejores libros que he leído este mes y la gran sorpresa. Una maravillosa novela epistolar llena de referencias literarias

Otras lecturas conjuntas o por mi cuenta:

  • Hamlet y Macbeth, de William Shakespeare (Cátedra). Dos maravillosas demostraciones del gran dramaturgo. Volver a leerlas tanto tiempo después me ha parecido una experiencia muy estimulante. Además, las ediciones de Cátedra bilingües están realmente bien.
  • Morí por la belleza, de Emily Dickinson (Random House). Leer a mi poeta favorita siempre es especial, pero esta edición es bastante pobre. Siempre intento encontrar las ediciones bilingües o al menos con información extra, pero esta tan simple hace que se pierdan muchos detalles.
  • El nombre del mundo es bosque, de Ursula K. Le Guin (Minotauro). Otra novela del ciclo Hainish, quizás algo menor comparada con Los Desposeídos o La Mano Izquierda de la Oscuridad, pero interesante. James Cameron no puede negar que la había leído cuando pensó en Avatar.
  • Las aventuras de la mano negra, de Hans Jurgen Press (Cometa). Uno de los libros que más recuerdo de joven lector y con el que he vuelto a pasar un rato muy divertido leyéndoselo a mis hijos antes de dormir. No ha sido muy buena idea el hacerlo para que se relajaran, porque los maravillosos dibujos con las pistas los despertaban, pero ha merecido la pena.
  • Sabio idiota, de Ricardo Montesinos (Insólita, 2021). Tres relatos y una novela corta que se centran en Olderburg, una ciudad en plena revolución industrial en un futuro alternativo.
  • Permafrost, de Alastair Reynolds (Tor, 2019). Una novela corta sobre viajes en el tiempo en un futuro apocalíptico.
  • Descender,vol. 1: Tin stars, de Tim Allen (Image, 2015). Inicio de esta serie sobre IAs que no saben que lo son del todo. Bastante potente.

Y esto es todo por este mes. Empecé a escribir este resumen a principios de junio, pero lo dejé aparcado. No estaba de humor ni encontraba ganas para nada. Los meses posteriores no fueron demasiado buenos tampoco, pero poco a poco hemos ido recuperando el ánimo. El próximo post lo haré de junio a agosto. No tiene mucho sentido hacerlo de otra manera.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s