Quién soy

Lector de toda la vida. Me gusta sentir el peso del libro en las manos, pero también he sucumbido a la tentación de lo digital. Crecí con la ciencia-ficción y la fantasía, pero soy capaz de enfrentarme a lo que sea.

Empecé este blog hace diez años y lo abandoné durante ocho. El motivo es el mismo que para tantos otros blogs que tuvieron el mismo destino: no ni encontraba tiempo, motivación ni inspiración. En un principio hablaba de cine, música, series y cualquier cosa que fuera de actualidad, además de libros. Luego vinieron otras redes sociales que llenaban el hueco que el blog me proporcionaba de una manera más directa y, quizás, más fácil y accesible.

He vuelto de nuevo a este blog que creé de forma impulsiva de la misma manera. Entramos en este 2020 y necesito hablar de lo que me gusta, aunque sea en este medio ya algo desfasado frente a otros más audiovisuales. Creo que escribir sigue siendo importante, aunque solo sea para uno mismo. Este diálogo íntimo sigue estando vigente a pesar de la distopía constante en la que nos movemos. Pues que así sea. Escribamos.